top of page

Porqué invertir en un pouche de calidad


Si eres fabricante de productos perecederos, quieres estar seguro de que tus productos mantendrán su atractivo para los compradores sin importar cuánto tiempo permanezcan en los anaqueles en las tiendas. Usar un envase de calidad puede marcar la diferencia entre un negocio rentable y uno en números rojos. Las bolsas tipo pouche ofrecen todo como medio para maximizar la vida útil de tus productos. Conoce más de cuánto puedes extender la vida de productos en nuestro resumen de “Desperdicio de alimentos”.

Enlistamos elementos clave en que este tipo de envase ayuda a minimizar pérdidas y maximizar la reputación de calidad de tu marca. 1. RESISTENCIA A LA HUMEDAD

La humedad es un enemigo importante de muchos productos perecederos. Una pequeña infiltración de agua podría acabar con los snacks crujientes u otro producto del estilo.

La humedad también puede promover el crecimiento de moho y hongos, lo que obligará a las tiendas a sacar tu producto del anaquel. Incluso un producto que parece vendible por fuera, puede no estar en condiciones por dentro, arruinando potencialmente la reputación de tu marca en el proceso.


El pouche de calidad, con las barreras adecuadas, hace el trabajo de mantener la humedad fuera de tus productos. Aun cuándo aparentan usar películas delgadas y flexibles, estas han sido formuladas para proteger tu producto de las filtraciones y humedad. Incluso los envases con terminado de papel Kraft, protegen de la humedad siempre que tengan un revestimiento interior diseñado para tal fin. Una bolsa standup-pouch con un revestimiento de este tipo puede permanecer intacta mucho tiempo después, en cambio, un empaque o envase de cartón o papel, con recubrimiento sin la calidad o especificación adecuada, incrementa el riesgo de mojarse o presentar moho.

2. BLOQUEA LA LUZ ULTRAVIOLETA

La iluminación artificial que se encuentra en la mayoría de las tiendas no debería afectar la vida útil de los productos, pero la luz que realmente debería preocuparte es la luz que tus clientes ni siquiera pueden ver.


La luz ultravioleta (UV) puede ser invisible para el ojo humano, pero sus efectos en productos perecederos como café, especias, lácteos o té pueden ser demasiado evidentes. La radiación ultravioleta puede hacer que los colores se desvanezcan y los nutrientes se degraden, afectando gravemente al producto. Muchos de los minoristas que almacenan sus productos pueden colocarlos cerca de la luz solar, que se compone de luz visible y ultravioleta.


No tendrás esta preocupación si envasas tus productos en pouches hechos de materiales resistentes a la luz. Los envases con recubrimientos de aluminio brindan la máxima protección de barrera y bloquean la transmisión de los rayos UV, lo que mantiene a tu producto más fresco, especialmente si debe colocarse en o cerca de un escaparate. Pregunta por la barrera metálica de nuestras bolsas.


3. OXÍGENO

El oxígeno arruina una variedad de productos sensibles tan fácilmente como la humedad o la luz, aunque algunos productos pueden resultar más sensibles a sus efectos que otros. La suma de humedad, luz y oxígeno, filtrado en tu producto, genera el desarrollo de bacterias y hongos en los productos, atacando la frescura, sabores y aromas originales.


Una pequeña cantidad de oxígeno atrapada dentro de una bolsa puede hacer que el contenido de esta bolsa se vuelva rancia, se seque o pierda su sabor. Los productos como la carne seca pueden sufrir daños fácilmente debido al crecimiento de hongos y bacterias ocasionado por el oxígeno atrapado.


Los absorbentes de oxígeno suelen ser un componente importante en los envases flexibles, eliminando este elemento no deseado. Al mismo tiempo, los materiales impermeables que componen el resto del empaque evitan que entre oxígeno del exterior, conservando la calidad de tu producto.


4. EXTIENDE LA FRESCURA (INCLUSO, DESPUÉS DE ABRIR)

La vida útil no es solo una preocupación durante el periodo en el que el producto permanece en el anaquel de tus canales de venta; también es importante para los consumidores que lo llevan a casa y lo usan en repetidas ocasiones.

Los empaques flexibles pueden ayudar a que tu producto disfrute de una vida útil más larga en la despensa mediante la incorporación de cintas resellables, estilo zipper. Cuanto más tiempo permanezca fresco tu producto en las casas de los clientes, mejor será la experiencia de uso y consumo, siendo más probable que vuelvan a comprarlo.

Todas estas cualidades deseables en los empaques de tus productos podrás encontrarlas con nosotros, en Instapouch. Si estas buscando una vida útil más larga y clientes más satisfechos, acércate a nosotros para crear tu envase ideal.


Contáctanos para ayudarte a hacerlo realidad en https://www.instapouch.com o escríbenos por WhatsApp al +52 56 2564 2364

📷 por swisspac it on Unsplash

212 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page