Desperdicio de alimentos

Los envases flexibles reducen el desperdicio en cada etapa de su vida. Requiere menos energía y material para fabricar, reduce los costos de transporte debido a su menor peso y envía menos material a los depósitos de desechos. Una de sus mayores contribuciones es la reducción del desperdicio de alimentos. Este es un desafío importante donde aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos se desechan antes de consumirse.


(Notimex. - En México se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimentos cada año, un promedio de casi 158 kilos por persona –por día medio kilo cada uno y 56,000 toneladas a nivel nacional–, según datos del Banco Mundial, equivalente al 34% de la producción para consumo humano. Ene 15, 2020)


El desperdicio de alimentos también es un contribuyente importante tanto a los gases de efecto invernadero como al gas metano en los basureros. Los envases, en general, y los envases flexibles en particular, pueden reducir el desperdicio de alimentos. Muchos de los beneficios de conveniencia de los envases flexibles contribuyen directamente a reducir el desperdicio: envases resellables, para cocinar y servir, vida útil prolongada, control de porciones, portabilidad. Echa un vistazo a lo dramático que es el impacto para una serie de alimentos cotidianos:

Se están perfeccionando nuevas tecnologías de procesamiento para envases flexibles que prometen extender la vida útil y la frescura aún más sin el uso de conservantes. Pueden implicar el envasado al vacío, utilizando alta presión extrema (procesamiento de alta presión - HPP) o incluso reemplazando el oxígeno en un paquete con otro gas inerte (envasado en atmósfera modificada - MAP). Los envases flexibles son adecuados para soportar estos procesos.


En EE.UU. la EPA ha establecido una meta para reducir el desperdicio de alimentos en un 50% (desde una referencia base de 2015) para 2030 a través de programas voluntarios. Muchos otros países se han fijado objetivos similares. Los envases flexibles pueden ayudarnos a alcanzar estos objetivos.


REDUCIENDO EL DESPERDICIO POR EL COMERCIO ELECTRÓNICO

El comercio electrónico está experimentando un crecimiento global de aproximadamente un 20% anual. Dado que los transportistas cobran en función del peso dimensional (volumen + peso), el empaque flexible puede reducir los costos de envío y permitir que quepan más artículos en los camiones de reparto en comparación con las cajas de cartón corrugado. La mayoría de la ropa, el calzado y otros artículos livianos que no son propensos a dañarse son adecuados para el empaque flexible. Además, los productos de ropa y calzado de comercio electrónico se devuelven a una tasa del 20-30%, lo que crea una gran oportunidad para un empaque flexible resellable y fácil de abrir para facilitar el envío de devolución.


LOS FABRICANTES SE ENFOCAN EN LA REDUCCIÓN DE RESIDUOS

Los productores y transformadores de envases flexibles ejecutan procesos altamente eficientes en los que logran niveles muy altos de utilización de materias primas. Algunos convertidores, por ejemplo, tienen una eficiencia de material (porcentaje del producto enviado fuera de sus instalaciones frente a las materias primas compradas) de más del 99%.


Han logrado altos niveles de eficiencia mediante la implementación de una serie de medidas de reducción de residuos. La mayor parte de la merma de fabricación se vuelve a triturar y se utiliza en la producción de nuevas películas para envases flexibles. Además, muchos de los materiales de desecho que antes se enviaban a los basureros ahora se envían a otros puntos de fabricación para convertirlos en otros productos como madera plástica, revestimiento para estanques de alta resistencia y macetas.


Conoce más de las ventajas del empaque flexible en nuestros próximos contenidos y a través nuestras redes sociales.


Fuente: @perfectpackaging.org

399 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo