¿Para qué usar un Código QR en tu empaque?

Actualizado: feb 22


Código QR en tu empaque

Un código QR (abreviado de Quick Response Code) es un tipo de código de barras de matriz (o código de barras bidimensional) diseñado en 1994 para la industria automotriz en Japón. Un código de barras es una etiqueta óptica legible por máquina que contiene información sobre el artículo al que está adherido. En la práctica, los códigos QR a menudo contienen datos para un localizador, identificador o rastreador que apunta a un sitio web o aplicación y utilizan 4 modos de codificación estandarizados (numérico, alfanumérico, byte / binario y kanji) para almacenar datos de manera eficiente; también se pueden utilizar extensiones.


El sistema Quick Response se hizo popular fuera de la industria automotriz debido a su rápida legibilidad y mayor capacidad de almacenamiento en comparación con los códigos de barras UPC estándar. Las aplicaciones incluyen seguimiento de productos, identificación de artículos, seguimiento del tiempo, gestión de documentos y marketing general. (ve más abajo los usos).


Un código QR consiste en cuadrados negros dispuestos en una cuadrícula cuadrada sobre un fondo blanco, que pueden ser leídos por un dispositivo de imágenes como una cámara y procesados ​​usando la corrección de errores Reed-Solomon hasta que la imagen pueda interpretarse apropiadamente. Luego, los datos requeridos se extraen de los patrones que están presentes en los componentes horizontales y verticales de la imagen.


Los códigos QR se han vuelto estratégico en la publicidad para productos de consumo. Por lo general, un teléfono inteligente se usa como un escáner de código QR, mostrando el código y convirtiéndolo a algún formato útil (como una URL estándar para un sitio web, evitando así la necesidad de que un usuario ingrese manualmente la dirección en un navegador web).


Más allá de la mera comodidad para el consumidor, la importancia de esta capacidad es que aumenta la tasa de conversión: la posibilidad de que el contacto con el anuncio se convierta en una venta.


Conecta a los prospectos interesados ​​más adelante en el embudo de conversión más rápido llevando al espectador al sitio web del anunciante de inmediato, mientras que un argumento de venta más largo y específico puede perder el interés del espectador.


Aunque inicialmente se utilizó para rastrear piezas en la fabricación de vehículos, los códigos QR se utilizan en una gama mucho más amplia de aplicaciones. Estos incluyen seguimiento comercial, emisión de billetes de transporte y entretenimiento, marketing de productos y fidelización y etiquetado de productos en la tienda.


También se pueden utilizar para almacenar información personal para uso de organizaciones. Un ejemplo de esto es la Oficina Nacional de Investigaciones de Filipinas (NBI), donde las autorizaciones de NBI ahora vienen con un código QR. Muchas de estas aplicaciones se dirigen a usuarios de teléfonos móviles (a través del etiquetado móvil). Los usuarios pueden recibir texto, agregar un contacto vCard a su dispositivo, abrir una URL o redactar un correo electrónico o mensaje de texto después de escanear códigos QR. Pueden generar e imprimir sus propios códigos QR para que otros los escaneen y utilicen visitando uno de varios sitios o aplicaciones de generación de códigos QR gratuitos o de pago.


Principales usos que podrán darte iniciativas para su uso:

  1. Realidad aumentada: Para entregar experiencias de realidad aumentada. ¡Ver tu empaque moverse o sus elementos bailar!

  2. Visualización de contenidos multimedia: Conecta al consumidor con videos de uso, audio o narraciones, imágenes y documentos relevantes a tu producto.

  3. Sistemas operativos móviles: Con la lectura de los códigos a través de la cámara de los teléfonos celulares, podemos proveer links o vínculos a aplicaciones, redirigir a direcciones web y alimentar aplicaciones con meta data en el dispositivo.

  4. URL: el direccionamiento del usuario a una dirección web se ha vuelto la forma más común de conectar con la audiencia para llevar a la presencia web de la marca y producto, eliminando los errores y lentitud de ingresar las direcciones web. La lectura del código QR automatiza este proceso.

  5. Tiendas virtuales: Lleva a tus consumidores a tu tienda virtual donde puedes mostrar tu galería de productos y/o servicios. Con inteligencia, la tienda virtual conecta al visitante para enviar directo productos a tu hogar.

  6. Pago con código QR: Los códigos QR pueden almacenar información de pagos o créditos. Proveedores de servicios hoy colocan códigos para pago bancario directo por parte del usuario.

  7. Inicio de sesión en el sitio web: Contando con un Smartphone verificado, la lectura del código permite hacer un login directo a un servicio web.

  8. Pedido de restaurante: Restaurantes de comida rápida dan acceso a menús e incluso, dirigirlos al pago de ordenes incluso permitiendo ordenar y pagar sin hacer una cola.

  9. Unirse a una red Wi Fi: Accesar a una red sin necesidad de ingresar datos, donde la aplicación especifica el SSDI codificado del teléfono.

  10. Uso funerario: En 2008, un cantero japonés anunció planes para grabar códigos QR en lápidas, lo que permitiría a los visitantes ver información sobre los fallecidos y a los miembros de la familia realizar un seguimiento de las visitas.

  11. Uso de TOTP para generar claves de acceso temporales (time-based one-time passwords).

  12. Videojuegos: Juegos como Munzee usan la geolocalización en combinación con códigos QR para crear un juego que se juega en el mundo real escaneando etiquetas con códigos QR en ubicaciones físicas.

  13. Programas de fidelización: Códigos QR que se encuentran impresos en el recibo recibido al realizar una compra, lo que permite a los usuarios acumular puntos de premio simplemente escaneando el código.

  14. Detección de falsificaciones: marcas y gobiernos utilizan códigos QR serializados para permitir que los consumidores, minoristas y distribuidores verifiquen la autenticidad de los productos y ayuden a detectar productos falsificados, como parte de programas de protección de marca.

  15. Seguimiento de productos: con códigos QR serializados, los consumidores pueden acceder a una página web que muestra la cadena de suministro de cada ingrediente, así como información específica de cada lote relacionado, incluidos los procesadores y fabricantes, lo que ayuda a abordar las preocupaciones que tienen sobre el origen de sus alimentos.

  16. Pandemia de COVID-19: usado como sistema "sin contacto" para mostrar información, como menús o proporcionar información actualizada al consumidor, especialmente en la industria hotelera. Los restaurantes han reemplado los menús con calcomanías de códigos QR en la mesa, lo que abrió una versión en línea del menú. Evita la necesidad de deshacerse de los menús de papel de un solo uso o de instituir procedimientos de limpieza y desinfección para los menús permanentes después de cada uso.

Si aún no los usas en tu empaque, buen momento de agregar valor a tus clientes y consumidores.


Instapouch editorial.


155 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo